Revelan que unos 19 mil niños han cruzado la selva Darién

Los tiempos Politica
En su viaje hacia Norteamérica cerca de 19 mil niños han cruzado a pie este año la peligrosa selva del Darién, la frontera panameña con Colombia, un máximo histórico que refleja una “creciente afluencia que debería ser tratada urgentemente como una grave crisis humanitaria por toda la región, más allá de Panamá”, afirmó Unicef. Este máximo histórico es cerca de tres veces más que la cifra registrada durante los cinco años anteriores combinados, alertó el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).


En su viaje hacia Norteamérica cerca de 19 mil niños han cruzado a pie este año la peligrosa selva del Darién, la frontera panameña con Colombia, un máximo histórico que refleja una “creciente afluencia que debería ser tratada urgentemente como una grave crisis humanitaria por toda la región, más allá de Panamá”, afirmó Unicef.



Este máximo histórico es cerca de tres veces más que la cifra registrada durante los cinco años anteriores combinados, alertó el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).



“Nunca antes nuestros equipos sobre el terreno habían visto a tantos niños pequeños cruzando el Darién, a menudo sin compañía”, dijo la directora de Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough.
Unicef aseguró que más de 1 de cada 5 migrantes que cruzan la frontera entre Colombia y Panamá son niños. La mitad de ellos tiene menos de cinco años.



El Darién es una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo: hay animales salvajes y grupos criminales.



Desde hace años la atraviesan migrantes venidos de todo el mundo que viajan hacia Norteamérica, con picos de tránsito entre 2015 y 2016, entonces de viajeros cubanos, y ahora con la movilización de decenas de miles de haitianos.



Según los datos de Unicef, en este 2021 al menos 5 niños fueron encontrados muertos en la selva. Desde principios de este año, más de 150 niños llegaron a Panamá sin sus padres, algunos de ellos son bebés recién nacidos, un aumento de casi 20 veces en comparación con 2020.



Entre enero y septiembre pasados, 91.300 migrantes en tránsito llegaron a Panamá tras atravesar la jungla, una cifra que triplica el récord de en 2016, según datos del Servicio Nacional de Migración (SNM) panameño citados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).



La mayoría eran haitianos (56.600), muchos de ellos acompañados por menores, seguidos de cubanos (12.800), venezolanos (1.500), además de nacionales de países de Asia y África, entre ellos Bangladesh, Senegal, Ghana, Uzbekistán, India y Nepal, dijo la OIM.



 



Una menor migrante muere en frontera chilena



Una menor de nueve meses murió cuando sus padres, de nacionalidad venezolana, intentaban cruzar la frontera entre Bolivia y Chile, convirtiéndose en el decimoquinto migrante que muere en la zona, informaron ayer autoridades chilenas.



El hecho ocurrió en la localidad boliviana de Pisiga cuando la madre tropezó y la niña cayó de sus brazos sufriendo un fuerte golpe contra el suelo, perdiendo el conocimiento. Al no encontrar ayuda médica, la mujer tomó a la niña y cruzó a pie tres km por la frontera hasta el poblado chileno de Colchane donde médicos atendieron a la menor.



“Constatamos inmediatamente que no tiene signos vitales, procedemos a las maniobras de reanimación las cuales fueron infructuosas. La menor presentaba una deshidratación severa”, dijo Guillermo Tapia, médico de la unidad de urgencias del centro médico de Colchane, en un comunicado divulgado por la Municipalidad de esa localidad ubicada unos 2 mil  km al norte de Santiago.



El sábado murieron otras dos personas y ya son 15 los migrantes fallecidos este año en Colchane, ubicada a 3.650 metros de altitud en la región de Tarapacá.



Esto ocurre en medio de un aumento del flujo de migrantes que intenta cruzar por pasos clandestinos, desafiando las extremas temperaturas del altiplano con el fin de buscar una mejor vida en Chile, que mantiene sus fronteras terrestres cerradas por la Covid-19.