Productores masificarán protestas ante falta de diálogo con el Gobierno

Los tiempos Politica
La Federación de Productores de Hortalizas del Valle Bajo volvió a bloquear ayer la carretera al occidente del país en demanda de la suspensión de la importación de hortalizas e impedir su ingreso vía contrabando. A pesar de la extrema medida, el Gobierno no convocó al diálogo a este sector. El bloqueo se instaló a la altura de Parotani (km 93) y contó con el apoyo de los productores de Oruro. Hasta el cierre de esta edición, el bloqueo continuaba.


La Federación de Productores de Hortalizas del Valle Bajo volvió a bloquear ayer la carretera al occidente del país en demanda de la suspensión de la importación de hortalizas e impedir su ingreso vía contrabando. A pesar de la extrema medida, el Gobierno no convocó al diálogo a este sector.
El bloqueo se instaló a la altura de Parotani (km 93) y contó con el apoyo de los productores de Oruro. Hasta el cierre de esta edición, el bloqueo continuaba.
El representante de los productores, Armando Céspedes, denunció que el Gobierno prefiere dialogar sólo con sectores afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), por lo que desconocieron a la Federación Departamental de Regantes de Cochabamba y la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos. 
La indiferencia del Gobierno molestó a los productores, quienes amenazaron con radicalizar hoy las medidas de presión. La molestia de los agricultores se arrastra desde el 15 de julio, cuando el Gobierno los convocó al diálogo, pero no asistió. 
En junio, los productores cumplieron un bloqueo de dos días, también en Parotani. En esa oportunidad, el Gobierno se comprometió a incrementar los aranceles para la importación de verduras, pero los agricultores no ven resultados.
“Están decomisando televisores, celulares y otros artículos que no producimos en el país, mientras la producción de hortalizas cae por el ingreso de productos de contrabando. La Paz parece un mercado peruano porque está inundado de productos de ese país”, dijo Céspedes. 
Explicó que el ingreso de productos de contrabando baja el precio de sus productos y no logran rescatar ni el capital invertido. 
Un agricultor indicó que producir un kilo de papa les cuesta 2 bolivianos, pero actualmente reciben una remuneración de sólo 80 centavos por esa cantidad. 
“Por los bajos precios no se cubre ni el costo de traslado a los mercados, por eso muchas prefieren dejar su producto que se pudra en el campo”, aseguró.
Por otro lado, Céspedes denunció que los comerciantes monopolizan el negocio porque pagan bajos precios a los productores y los elevan a los consumidores finales. 
 



Los productores tienen 11 demandas



La Federación de Productores de Hortalizas de Valle Bajo tiene un pliego petitorio con 11 demandas, entre las que se destacan la creación de un Viceministerio del Pequeño Productor y Lucha Contra el Contrabando de Productos Agrícolas.
Además, demandan la regulación de precios, garantizar el mercado, tecnificación agrícola, construcción de silos, nuevo seguro agrario, créditos bancarios, regulación de precios de los agroquímicos y otros.