Policías y afines al MAS intervienen bloqueos; 7 regiones acataron paro

Los tiempos Politica
El bloque de unidad de defensa de la democracia del país calificó ayer de exitoso el paro cívico, pese a que grupos civiles del Movimiento Al Socialismo (MAS) y la Policía amedrentaron y reprimieron al sector movilizado que exige la anulación del proyecto de ley contra la legitimación de ganancias ilícitas y el cese de la persecución política, entre otras peticiones. Las concentraciones y bloqueos esporádicos fueron las acciones comunes de protesta en siete regiones del país con mayor fuerza en Santa Cruz, Cochabamba, La Paz y Potosí.


El bloque de unidad de defensa de la democracia del país calificó ayer de exitoso el paro cívico, pese a que grupos civiles del Movimiento Al Socialismo (MAS) y la Policía amedrentaron y reprimieron al sector movilizado que exige la anulación del proyecto de ley contra la legitimación de ganancias ilícitas y el cese de la persecución política, entre otras peticiones.



Las concentraciones y bloqueos esporádicos fueron las acciones comunes de protesta en siete regiones del país con mayor fuerza en Santa Cruz, Cochabamba, La Paz y Potosí. En los dos primeros, las movilizaciones continuaban ayer hasta en la noche.



Pese a que el sector del transporte y las actividades privadas trabajaron con normalidad, la jornada laboral no fue normal en ciudades por la paralización parcial de la función pública y la actividad comercial. Se observó poca circulación de vehículos y mucha gente prefirió quedarse en sus domicilios.



Para el Gobierno, el paro fue un fracaso. El presidente, Luis Arce Catacora, declaró en Cobija que una minoría es la que protesta contra las medidas del Gobierno y anticipó que “no volverán los tiempos nefastos de 2019, cuando se gestó el golpe de Estado”.



Al final de la jornada, el sector gremial del país dio 72 horas de plazo al Gobierno para anular la ley contra la legitimación de ganancias ilícitas o retomarán las medidas de presión. En tanto, los cívicos mantienen el estado de emergencia en el país.



El alcalde de La Paz, Iván Arias, afirmó que la “movilización ciudadana fue un éxito” y denunció que “grupos paramilitares del MAS reprimieron con violencia a manifestantes” en calles y plazas de la ciudad sede de Gobierno.



“La movilización ciudadana fue un éxito. Se rechazó el proyecto de ley de legitimación y se exige su archivo. Denuncio que grupos paramilitares del MAS reprimieron con violencia a manifestantes”, declaró el alcalde de La Paz en su cuenta de Twitter.



El representante del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, calificó de “contundente” la jornada de paro y le recomendó al presidente Arce no cometer los mismos errores del exmandatario Evo Morales.



“Hemos llevado adelante un paro movilizado, eso significa que se ha paralizado en algunas ciudades como Santa Cruz, Potosí, pero la movilización ha sido muy importante porque hemos logrado tomar la calle, movilizar grupos ciudadanos y luego nos hemos enfrentado a la Policía”, señaló Manuel Morales, representante del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade).



Denunció la presencia de manera sistemática de grupos de choque, extremadamente violentos y agresivos dispuestos a desbloquear por la fuerza, lo que demuestra que son grupos parapoliciales o paramilitares.



“En este día tan particular, dos mujeres fueron agredidas: una, la diputada Campero (Luciana) en Tarija, y una señora con su barbijo rojo, amarillo y verde con su perrito en La Paz, que fue acosada, arrinconada y golpeada en plena vía pública. Éste es un Gobierno, en que movimientos del MAS son extremadamente violentas e incluso que están en actividades criminales y de corte fascista”, denunció.



Agregó que movimientos sociales junto con la Policía se encargaron de desbloquear, “es una pena que la Policía hubiese sido cooptada por el MAS y dispuesta a salir a reprimir a la ciudadanía para defender a este Gobierno”.



 



En Beni y Pando no hubo movilizaciones



El paro cívico en rechazo del proyecto de ley contra la legitimación de ganancias ilícitas se cumplió en medio de amagues de enfrentamiento, gasificación, agresiones y dos detenidos.



El paro fue acatado por organizaciones cívicas, gremiales algunas instituciones en diferentes regiones.



En Santa Cruz se observó la medida de presión con mucha fuerza .



En Cochabamba se registraron marchas y bloqueos esporádicos.



En La Paz se realizaron bloqueos en diferentes zonas que sufrieron el acoso de grupos convocados por el MAS para evitar que se concreten.



Mientras que en Tarija se reportó de un 80 por ciento de cumplimiento del paro cívico.



En Chuquisaca y en la capital, la jornada fue normal, las instituciones no acataron la medida; excepto la Gobernación, que se sumó al paro.



En Pando y Beni no se acató el paro, pero según reportes de prensa en Trinidad se bloqueó en los cuatro puntos de la plaza principal.



En Oruro hubo marchas de gremiales.



El paro cobró fuerza en Potosí y la marcha convocada por el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) se realizó de manera multitudinaria.



El presidente de Comcipo, Juan Carlos Manuel, anunció que tras la evaluación del paro de 24 horas definirán nuevas acciones de protesta hasta lograr la atención a sus demandas.



Polarización



En opinión del politólogo Marcelo Arequipa, esto es una muestra más de que el país está polarizado y que una vez más en Bolivia “se está generando una polarización elevada y, en términos estratégicos, no es una buena idea del MAS el haber movilizado a sus sectores para repeler los bloqueos. Creo que es un error, porque en la idea de mostrar fuerza, al contrario, mostraron violencia”, declaró el analista político a Urgente.bo.



El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Freddy Mamani, consideró fallido el paro cívico.



El legislador reconoció que, pese a los bloqueos esporádicos “por parte de funcionarios identificados”, se impuso la “conciencia del pueblo boliviano”.



 



Cooperativas mineras retan al Gobierno y rechazan ley



Las cooperativas mineras rechazaron el proyecto de ley contra la legitimación de ganancias ilícitas. Advirtieron al Gobierno que se medirán en las calles para ver quién gana si no depone su actitud; asimismo, cuestionaron que no haya una ley para que los cocaleros paguen impuestos y se les arrebate sus fortunas creadas por el narcotráfico.



En una conferencia de prensa, los máximos dirigentes de la Confederación de Cooperativas de Bolivia, de la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas, de la Federación de Cooperativas Mineras Auríferas del Norte de La Paz y los presidentes de las centrales mineras rechazaron de manera contundente la ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y el proyecto de ley que lleva el mismo nombre.



El dirigente de Concobol Braulio Arguedas recordó que en 2006, cuando Evo Morales fue elegido presidente, este sector apoyo el denominado proceso de cambio; sin embargo, cuestionaron la forma de administración del presidente Luis Arce.



“Hoy no entendemos qué está pasando con este Gobierno, por qué está aprobando leyes que van en contra del interés de los movimientos sociales que lo llevaron al poder. O reflexionamos, presidente (Luis Arce) y gabinete, para hacer leyes consensuadas o, reitero, nos vamos a ver en las calles y en la lucha y ahí vamos a ver quién gana”, sentenció el Arguedas.



Asimismo, desafió al Gobierno a promulgar una ley para cobrar impuestos a los productores de coca y confiscar sus fortunas producto del ilícito del narcotráfico.



“¿Por qué no pone una ley específica para que los cocaleros paguen impuestos y se les arrebate (sus) fortunas qué lo mantienen de forma ilegal por el narcotráfico?”, cuestionó desafiante Arguedas.



El dirigente de Ferreco, Eloy Sirpa, protestó por que el Gobierno pretenda afectar a sectores productivos, “pero no a sectores cocaleros”.