Piden dragar la hidrovía Paraguay-Paraná ante bajo nivel de sus aguas

Los tiempos Politica
Responsables del Puerto Mayor Quijarro, en el departamento de Santa Cruz, manifestaron ayer su preocupación por el bajo nivel de las aguas en la hidrovía Paraguay-Paraná, por lo que recomendaron a las autoridades nacionales, al igual que las naciones vecinas, hacer los dragados correspondientes para evitar perjuicios al comercio exterior, informó Radio Fides. Dicha hidrovía otorga al país una salida al océano Atlántico y es utilizada para la exportación, sobre todo de productos agroindustriales.


Responsables del Puerto Mayor Quijarro, en el departamento de Santa Cruz, manifestaron ayer su preocupación por el bajo nivel de las aguas en la hidrovía Paraguay-Paraná, por lo que recomendaron a las autoridades nacionales, al igual que las naciones vecinas, hacer los dragados correspondientes para evitar perjuicios al comercio exterior, informó Radio Fides.



Dicha hidrovía otorga al país una salida al océano Atlántico y es utilizada para la exportación, sobre todo de productos agroindustriales.



“Por este nivel crítico registrado en las aguas, los países están realizando coordinaciones necesarias y de manera urgente y necesaria para realizar los estudios correspondientes y hacer los dragados en los puntos críticos”, manifestó uno de los residentes de la zona.



Además, indicó que la limpieza y el ahondamiento de un cuerpo de agua o dragado ya la realizan países como Argentina, Brasil y Paraguay.



La torta y el aceite en bruto de la soya fueron los principales productos exportados por la hidrovía Paraguay-Paraná el año pasado.



La reducción del caudal de la hidrovía Paraguay-Paraná impacta el movimiento de carga fluvial. Según El Deber, esta actividad, enero a julio de 2021, registró un volumen de 643.440 toneladas, es decir, un 10 por ciento menos con respecto a similar periodo de 2020.



Las condiciones adversas de navegabilidad dificultan el intercambio de mercancías de operadores económicos que recurren al transporte terrestre para desviar la carga hasta puertos con acceso al océano Atlántico.



En la gestión 2020, la hidrovía también registró problemas similares.