Para EEUU, Bolivia no cumple con tareas de lucha antidrogas

Los tiempos Politica
Estados Unidos (EEUU) puso a Bolivia en la lista de los principales países que no hacen los esfuerzos necesarios para combatir al narcotráfico y que actualmente son centros de producción y tránsito de cocaína. Es la segunda observación internacional hacia Bolivia en menos de un mes luego de que la Unión Europea dijo que estaba “preocupada” por el incremento de la producción de coca en el país que, según cifras de Naciones Unidas Contra la Droga y el delito (Unodc), de 2019 a 2020 aumentó en 15 por ciento.


Estados Unidos (EEUU) puso a Bolivia en la lista de los principales países que no hacen los esfuerzos necesarios para combatir al narcotráfico y que actualmente son centros de producción y tránsito de cocaína.



Es la segunda observación internacional hacia Bolivia en menos de un mes luego de que la Unión Europea dijo que estaba “preocupada” por el incremento de la producción de coca en el país que, según cifras de Naciones Unidas Contra la Droga y el delito (Unodc), de 2019 a 2020 aumentó en 15 por ciento.



Los datos de la Unodc registran un aumento de la producción de coca en Bolivia de 25.500 hectáreas en 2019 a 29.400 en 2020. La ley permite 22 mil hectáreas para uso tradicional.



El Gobierno de Joe Biden identificó a varios países latinoamericanos entre las principales naciones de tránsito o productoras de drogas ilícitas y afirmó que Venezuela y Bolivia no cumplieron con sus obligaciones para luchar contra el narcotráfico.



“En Bolivia, aliento al Gobierno a tomar medidas adicionales para salvaguardar los mercados lícitos de coca del país de la explotación criminal y reducir el cultivo ilícito de coca que continúa excediendo los límites legales de las leyes nacionales de Bolivia para usos medicinales y tradicionales”, dijo el presidente de EEUU, Joe Biden, en el comunicado del Gobierno de ese país difundido por la cadena CNN.



En un memorando publicado ayer, Biden identificó además a los siguientes países como las principales naciones de tránsito o productores de drogas ilícitas: Afganistán, las Bahamas, Belice, Birmania, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, la India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá y Perú.



“La presencia de un país en la lista anterior no es un reflejo de los esfuerzos antidrogas de su Gobierno ni del nivel de cooperación con Estados Unidos”, escribió Biden, que sí señaló específicamente a Bolivia y Venezuela “por haber fallado de manera demostrable en realizar esfuerzos sustanciales durante los 12 meses anteriores (...) para adherirse a sus obligaciones bajo los acuerdos internacionales contra el narcotráfico”.



Ayuda a Colombia



“Estados Unidos está comprometido a trabajar junto con los países del hemisferio occidental como vecinos y socios para enfrentar nuestros desafíos compartidos del tráfico y el consumo de drogas. Mi administración buscará ampliar la cooperación con socios clave, como México y Colombia, para dar forma a una respuesta colectiva e integral y ampliar los esfuerzos para abordar la producción y el tráfico de drogas sintéticas peligrosas que son responsables de muchas de nuestras muertes por sobredosis, en particular de fentanilo, análogos de fentanilo y metanfetamina”, indica el memorando.



Biden indicó que su administración continuará trabajando con México para desmantelar a las organizaciones criminales.



Alerta de la Unión Europea



La Unión Europea llamó la atención al Gobierno de Bolivia, el pasado 31 de agosto, por el aumento del 15 por ciento en los cultivos de coca el año pasado y pidió “mejorar los resultados” para reducir la superficie hasta las 22 mil hectáreas que permite la ley.



“Confiamos en que Bolivia cumplirá su parte. Estamos a la espera de que el Gobierno logre disminuir los cultivos a la cantidad establecida por la ley”, dijo el martes el jefe de la cooperación europea Emanuel Amaral en la presentación del informe anual de monitoreo de cultivos de coca de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.



Tras la salida de EEUU, la UE se ha convertido en el mayor aliado en la lucha contra los cultivos ilícitos con 72 millones de euros en los últimos años.