Nicaragua: esposas de opositores piden ayuda a EEUU

Los tiempos Politica
Berta Valle y Victoria Cárdenas, las esposas de dos de los seis aspirantes presidenciales nicaragüenses detenidos, pidieron al presidente de EEUU, Joe Biden, que utilice “todos los mecanismos disponibles” para lograr la liberación de los “presos políticos” y se dé paso a una transición democrática en el país centroamericano.


Berta Valle y Victoria Cárdenas, las esposas de dos de los seis aspirantes presidenciales nicaragüenses detenidos, pidieron al presidente de EEUU, Joe Biden, que utilice “todos los mecanismos disponibles” para lograr la liberación de los “presos políticos” y se dé paso a una transición democrática en el país centroamericano.



Valle y Cárdenas llegaron a Washington para exponer la situación de Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro, detenidos el pasado 8 de junio bajo acusaciones de las autoridades en su país de “incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos” de Nicaragua, extremo que ambas rechazan.



“Venimos a denunciar la desaparición de nuestros esposos”, sentenció Cárdenas en una entrevista con Efe.



Relató que en el último mes y medio han sido detenidas 27 personas, a las que consideró “presos políticos” y “desaparecidos”, ya que —subrayó— no se conoce “absolutamente nada de ellos”.



“No sabemos dónde se encuentran, no sabemos dónde están, su estado de salud; absolutamente nada”, agregó Cárdenas, quien se quejó de que su esposo y Madariaga han sido sometidos a un período de investigación de 90 días y, pese a no estar condenados, permanecen detenidos.



“La idea de esta visita es denunciar ante Estados Unidos, ante el Gobierno de Estados Unidos y el presidente Biden que nuestros esposos, los 27 presos políticos del último mes y medio y los 140 presos políticos de la dictadura de (el presidente nicaragüense, Daniel) Ortega necesitan ser liberados de inmediato”, agregó.



Por su parte, Valle, quien vive en Miami (EEUU) junto a su hija, pidió a Biden que “vuelva la mirada hacia Nicaragua” y “utilice todos los mecanismos que estén a su alcance para exigir la liberación incondicional” de sus esposos y de los más de 140 “presos políticos” en su país.