Murió Abimael Guzmán, cabecilla del grupo terrorista Sendero Luminoso

Los tiempos Politica
El fundador de la banda terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, falleció ayer a los 86 años en la prisión de máxima seguridad de la Base Naval del Callao por complicaciones en su estado de salud, según informó el centro de reclusión. En un comunicado, el Comité Técnico del Centro de Reclusión (Cerec) de Máxima Seguridad de la Base Naval del Callao informó que este sábado a las 6:40 locales falleció Abimael Guzmán debido a “complicaciones en su estado de salud”.


El fundador de la banda terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, falleció ayer a los 86 años en la prisión de máxima seguridad de la Base Naval del Callao por complicaciones en su estado de salud, según informó el centro de reclusión.



En un comunicado, el Comité Técnico del Centro de Reclusión (Cerec) de Máxima Seguridad de la Base Naval del Callao informó que este sábado a las 6:40 locales falleció Abimael Guzmán debido a “complicaciones en su estado de salud”.



El deceso se produce un día antes de que se cumplan 29 años de la detención de Guzmán en Lima junto a la cúpula de Sendero, una organización terrorista señalada como la responsable de la mayor parte de los 69 mil muertos que dejaron en Perú entre 1980 y 2000 los atentados terroristas y la represión del Estado. EFE



Guzmán saltó al primer plano cuando a comienzos de los años 60 abandonó su cátedra de filosofía en la Universidad San Cristóbal de Huamanga, en Ayacucho, región del sureste de Perú donde la pobreza se ha convertido en un sello indeleble.



En Ayacucho creó e impulsó a su partido, cuya tarea era “construir el comunismo por el sendero luminoso de José Carlos Mariátegui” (pensador peruano, creador del Partido Socialista de Perú). De ahí el origen de su nombre.



Guzmán cultivó el culto a la personalidad y quienes lo conocían debían tratarlo como “Presidente Gonzalo”.



El arma de Guzmán fue su propia interpretación del marxismo, que convirtió a sus seguidores en fanáticos de sus ideas a las que calificaron de “pensamiento guía” y “cuarta espada” del marxismo, detrás de Marx, Lenin y Mao.La ruptura ideológica entre Moscú y Pekín en los 60 lo radicalizó. Y la “revolución cultural” de Mao fue determinante para afirmar sus convicciones.



Su “gran salto adelante” empezó en 1979, cuando pasó a la clandestinidad y anunció que en Perú estaban dadas las condiciones para llevar a cabo una revolución, del campo a la ciudad.



El 17 de mayo de 1980 cambió los libros por la dinamita. Ese día marcó a fuego a Perú. Sendero inició la lucha con un simbólico acto: quemó urnas en un poblado andino en vísperas de la elección que acabó con 12 años de dictadura militar.



Guzmán fue trasladado el pasado 20 de julio desde su centro de reclusión en la Base Naval a un hospital cercano debido a inconvenientes en su estado de salud. En un comunicado, el Cerec detalló que Guzmán fue sometido, el 19 de julio, a una nueva revisión médica especializada en geriatría a cargo del personal del Ministerio de Salud (Minsa). Él había sido atendido días atrás por presentar “inapetencia recurrente” y “presión baja”.



 



NO PERMITIRÁN LA APOLOGÍA DEL DELITO



El Ministerio de Justicia de Perú advirtió que toda manifestación pública que rinda homenaje a líderes terroristas, como Abimael Guzmán fallecido este sábado, será considerado un delito de apología al terrorismo, penado con hasta 15 años de cárcel.



Horas después del anuncio del deceso de Guzmán, a los 86 años, en la prisión de máxima seguridad donde cumplía cadena perpetua por terrorismo, el Ministerio de Justicia se adelantó a la posibilidad de que algunos simpatizantes del fundador de la banda armada Sendero Luminoso puedan manifestarse en su apoyo. El ministerio agregó que este delito es sancionado con penas que fluctúan entre los 4 a 15 años de prisión.