Mourao descarta ruptura institucional en Brasil, pese a retórica fuerte

Los tiempos Politica
El vicepresidente de Brasil, el general de la reserva del Ejército Hamilton Mourao, descartó ayer la posibilidad de una ruptura institucional o de un golpe de Estado en el mayor país latinoamericano pese a la “retórica fuerte” del presidente, el líder ultraderechista Jair Bolsonaro. “No hay espacio para una ruptura en el siglo XXI. No podemos mirar lo que ocurrió en el siglo XX y trasladarlo a la actualidad. ¿Hay una retórica fuerte por parte de nuestro Gobierno? La hay.


El vicepresidente de Brasil, el general de la reserva del Ejército Hamilton Mourao, descartó ayer la posibilidad de una ruptura institucional o de un golpe de Estado en el mayor país latinoamericano pese a la “retórica fuerte” del presidente, el líder ultraderechista Jair Bolsonaro.



“No hay espacio para una ruptura en el siglo XXI. No podemos mirar lo que ocurrió en el siglo XX y trasladarlo a la actualidad. ¿Hay una retórica fuerte por parte de nuestro Gobierno? La hay. Pero no hay acciones que se correspondan a esa retórica”, afirmó Mourao en entrevista que concedió a la Radio Gaúcha y al ser interrogado sobre si Bolsonaro estaría presionando un golpe en Brasil.



El vicepresidente se pronunció sobre la crisis institucional en Brasil seis días después de que Bolsonaro, en manifestaciones ante miles de seguidores, los alentara a desobedecer órdenes de la Corte Suprema o decisiones del Parlamento contrarias a sus intereses.



El líder de la ultraderecha brasileña encabezó las multitudinarias protestas del 7 de septiembre en las que sus seguidores llegaron a defender la disolución de la Corte Suprema y del Parlamento a través de una “intervención militar” con Bolsonaro en el poder.



“No hay espacio para una ruptura. Eso tiene que quedar muy claro. No existen acciones que se correspondan a esa retórica. Considero eso más como una retórica fuerte de nuestro Gobierno que como acciones que puedan llevar a una ruptura”, insistió Mourao, que en los últimos meses se ha distanciado del jefe de Estado.