Milei, el ultraliberal que agita la política argentina

Los tiempos Politica
Gracias a un discurso antisistema, plagado de mensajes radicales e incluso violentos, el economista “libertario” Javier Milei fue una de las grandes sorpresas en las primarias legislativas de este domingo en Argentina, al obtener un 13,66 por ciento de los sufragios por la ciudad de Buenos Aires. Con este porcentaje de voto, la coalición que encabeza “bautizada como La Libertad Avanza” fue la tercera fuerza más votada en la capital federal, tan sólo por detrás del opositor Juntos por el Cambio (48,19 por ciento) y del oficialista Frente de Todos (24,66 por ciento).


Gracias a un discurso antisistema, plagado de mensajes radicales e incluso violentos, el economista “libertario” Javier Milei fue una de las grandes sorpresas en las primarias legislativas de este domingo en Argentina, al obtener un 13,66 por ciento de los sufragios por la ciudad de Buenos Aires.



Con este porcentaje de voto, la coalición que encabeza “bautizada como La Libertad Avanza” fue la tercera fuerza más votada en la capital federal, tan sólo por detrás del opositor Juntos por el Cambio (48,19 por ciento) y del oficialista Frente de Todos (24,66 por ciento).



“A pesar de estos resultados, esto es sólo el primer paso en busca de la reconstrucción nacional, el paso para volver a una Argentina potencia”, vociferó Milei ante sus seguidores tras conocer los resultados del escrutinio.



 



Salto a la fama



Nacido el 22 de octubre de 1970 en el barrio porteño de Palermo, Milei es licenciado en Economía por la Universidad de Belgrano y cuenta con otros dos títulos de posgrado.



La mayoría de su trayectoria profesional la ha desempeñado como asesor económico en diversos organismos y entidades financieras, una labor que compaginaba con su trabajo como profesor de Economía en universidades de Argentina y del extranjero.



En 2016, Milei comenzó a ganar notoriedad pública gracias a sus intervenciones radiales y en televisión, caracterizadas por un discurso muy duro contra la “casta” política tradicional y contra lo que él llama “marxismo cultural”.



“Cuando uno mira mi historia personal, es la combinación de tres elementos: está la combatividad de un exarquero de Chacarita, está el histrionismo de un excantante de rock & roll y está la posición de un economista matemático especialista en crecimiento económico”, afirmó Milei en el programa A dos voces, del canal Todo Noticias (TN).



 



Radical



Considerado a sí mismo como un “libertario” y un “anarcocapitalista”, durante la campaña electoral la baza principal de Milei fue su rechazo frontal al sistema impositivo, que considera una “rémora de la esclavitud” y un obstáculo para el desarrollo económico.



En ese sentido, el economista aboga por la desregulación del sistema financiero, la supresión del Banco Central y la eliminación del propio peso argentino, una moneda que, en su opinión, tan sólo sirve para “empobrecer” a la población.



Milei se ha mostrado favorable a la tenencia de armas y a la legalización de las drogas, aunque reniega del aborto voluntario y tampoco cree en el calentamiento global, “otra de las mentiras del socialismo”, según sus palabras.



Asimismo, el candidato de La Libertad Avanza manifestó en una entrevista televisiva que la democracia es el “sistema menos malo” de gobierno.



Más allá de sus propuestas y creencias filosóficas, uno de los rasgos más característicos de Milei, especialmente en las redes sociales, es su violencia verbal, atacando con dureza a todos sus adversarios políticos, incluso a los que, a priori, son más cercanos a él ideológicamente.



Sobre el alcalde de la ciudad de Buenos Aires, el opositor Horacio Rodríguez Larreta, el economista dijo que es “zurdo de mierda”, un “gusano asqueroso” y que lo podía “aplastar aun en silla de ruedas”.



También atacó con fervor al presidente del país, el peronista Alberto Fernández, a quien Milei define como un “tirano” y un “traidor”, cuya orden de decretar una cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus supuso, en su opinión, “un delito de lesa humanidad”.



 



Fernández: “Algo no habremos hecho bien”



“Algo no habremos hecho bien”, dijo el presidente de Argentina, Alberto Fernández, luego del mal resultado que cosechó en las elecciones primarias para las legislativas de noviembre, donde su margen para remontar es escaso.



La coalición gobernante Frente de Todos (peronismo de centro-izquierda) obtuvo menos de 31 por ciento de los votos a nivel nacional; un resultado inesperado que le hace temer por su mayoría en el Senado y aleja la posibilidad de lograrla en la Cámara de Diputados cuando el 14 de noviembre se celebren los comicios para la renovación parcial del Congreso.



“Es un escenario catastrófico para el gobierno. El triunfo opositor debería consolidarse dentro de dos meses”, dijo a la AFP el politólogo Carlos Fara.