Más de 200 garrafas de GLP eran comercializadas ilegalmente en Quillacollo

Los tiempos Politica
En un operativo conjunto realizado entre la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), se secuestró más de 209 garrafas de Gas Licuado de Petróleo (GLP) que eran comercializadas ilegalmente en el municipio de Quillacollo en Cochabamba. “La Ley 100 de Desarrollo y Seguridad de las Fronteras y del Decreto 27953, que establece que ninguna persona natural que no esté autorizada por la ANH puede comercializar estos productos”, indicó el director de la ANH, Germán Jiménez.


En un operativo conjunto realizado entre la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), se secuestró más de 209 garrafas de Gas Licuado de Petróleo (GLP) que eran comercializadas ilegalmente en el municipio de Quillacollo en Cochabamba.



“La Ley 100 de Desarrollo y Seguridad de las Fronteras y del Decreto 27953, que establece que ninguna persona natural que no esté autorizada por la ANH puede comercializar estos productos”, indicó el director de la ANH, Germán Jiménez.



Según un boletín de prensa, entre las 209 garrafas secuestradas, 123 se encontraban llenas y 86 vacías, lo cual indica que estaban siendo comercializadas. Las autoridades recomendaron a la población no incurrir en ese tipo de delitos.



Las garrafas se entregaron a custodia de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para cumplir con los procedimientos correspondientes.



Estos operativos se realizan a nivel nacional. Ayer también se secuestró un vehículo con otras 200 garrafas en Tarija; además, se detectó a una estación de servicio que comercializaba hidrocarburos en tanques clandestinos. “Estamos realizando estos operativos para que cada litro y molécula de gas que llega a nuestras casas llegue de manera segura y se pague con el precio justo”, sostuvo Jiménez.



Indicó también que con el operativo se lanza el “Plan Soberanía” que prevé y establece cuidar lo mejor que tiene el país, por lo que la institución cuidará el precio, volumen y calidad de los hidrocarburos para la familia boliviana.