Llega a Cochabamba nave de BoA con medio millón de vacunas Sinopharm

Los tiempos Politica
Un avión de Boliviana de Aviación (BoA) llegó cerca a las 07:00 de este martes al aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba, trayendo desde China 500.000 vacunas Sinopharm contra la Covid-19. El avión, un Boeing 767, también llegó con 1 millón de pruebas PCR y 1,1 millones de pruebas de antígeno nasal. "Llegan 500.000 dosis de vacuna Sinopharm, son 30 contenedores e inmediatamente desde acá, desde Cochabamba, se va a hacer la distribución a nivel nacional, a los nueve departamentos.


Un avión de Boliviana de Aviación (BoA) llegó cerca a las 07:00 de este martes al aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba, trayendo desde China 500.000 vacunas Sinopharm contra la Covid-19.



El avión, un Boeing 767, también llegó con 1 millón de pruebas PCR y 1,1 millones de pruebas de antígeno nasal.



"Llegan 500.000 dosis de vacuna Sinopharm, son 30 contenedores e inmediatamente desde acá, desde Cochabamba, se va a hacer la distribución a nivel nacional, a los nueve departamentos. Junto con estas 500.000 vacunas llegan también insumos de bioseguridad donados por Corea", afirmó el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, en contacto con Bolivia Tv.



El avión hará la descarga de los insumos médicos y luego partirá a Santa Cruz para hacer escala técnica y luego volver a China, para traer otras 500.000 vacunas Sinopharm este próximo jueves.



"Hemos recibido ya más de cuatro millones de dosis de vacunas con este millón que vamos a recibir está semana. Esperamos hasta fin de año poder tener los 15,2 millones para tener a toda la población en edad vacunada", indicó Blanco.



China también donó 20 equipos de laboratorio para hacer pruebas de diagnóstico de coronavirus.



Por su parte, el gerente de BoA, Ronald Casso, explicó que el avión hizo una operación de más de 50 horas para el traslado de los inmunizantes.



"Hemos cumplido con todos sus procesos de mantenimiento en la etapa, especialmente de Madrid hacia Beijing, que es una etapa bastante dura. Hacemos un relevo de pilotos, personal, revisión del avión también en Madrid, y hacemos una ruta que son 12 horas de vuelo entre Madrid y Beijing, bastante complicada, bastante larga", acotó.