La G20 otorgará asistencia humanitaria a los afganos

Los tiempos Politica
Los países más ricos se comprometieron ayer a donar más de mil millones de euros para evitar que el sufrimiento de millones de afganos este invierno repercuta en sus fronteras. El G20 acuerda ayudas a Afganistán sin reconocer al Gobierno talibán. Para los observadores más críticos, aquello fue poco más que una remisión del pecado de la retirada caótica del país que facilitó la llegada de los Talibán al poder. Uno de los mayores retos, todavía no esclarecido, es cómo evitarán los donantes que el dinero no llegue a quienes no lo necesitan, y acabe alimentando la maquinaria talibán.


Los países más ricos se comprometieron ayer a donar más de mil millones de euros para evitar que el sufrimiento de millones de afganos este invierno repercuta en sus fronteras.



El G20 acuerda ayudas a Afganistán sin reconocer al Gobierno talibán.



Para los observadores más críticos, aquello fue poco más que una remisión del pecado de la retirada caótica del país que facilitó la llegada de los Talibán al poder.



Uno de los mayores retos, todavía no esclarecido, es cómo evitarán los donantes que el dinero no llegue a quienes no lo necesitan, y acabe alimentando la maquinaria talibán.



Es decir, que no ocurra lo que a menudo pasaba bajo la Administración anterior, y que acabó embruteciendo su imagen de tal forma que los Talibán ganaron apoyos entre la población más humilde, con un discurso anticorrupción.



Ahora están elaborando un plan para entregar dinero en mano a los afganos. Este consistiría en trasladar en avión billetes para distribuirlos por los bancos de Afganistán, y permitir así donaciones directas de hasta 200 dólares.



El “pueblo afgano no debe pagar el precio de las acciones de los talibanes. Es por eso que el paquete de apoyo afgano es para el pueblo afgano y los vecinos del país que han sido los primeros en brindarles ayuda”, precisó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.



El paquete, de mil millones de euros (1.160 millones de dólares), incluye una provisión de 300 millones de euros ya aprobados por la UE, y también ayudas suplementarias especializadas para acciones como vacunación, acogida, protección de la población civil y respeto a los derechos humanos, explicó la Comisión.



 



Los cinco criterios básicos de la UE



La UE tiene cinco criterios básicos para retomar las relaciones con el nuevo Gobierno afgano, y en su nota de ayer recordó que esos objetivos “deben cumplirse antes de que se pueda reanudar la cooperación regular para el desarrollo”.



Así, para que se retome la cooperación con la UE los talibanes deben respetar los derechos humanos fundamentales, en particular los derechos de las mujeres; el Gobierno afgano debe ser inclusivo, y debe permitir el acceso a la ayuda humanitaria, entre otras cuestiones.



La necesidad de ayuda humanitaria a Afganistán es tema de una reunión extraordinaria del G20 organizada ayer por el Gobierno de Italia.