Jonathan Arispe Peredo, un deportista con grandes metas

Los tiempos Politica
“Sueño con integrar la selección nacional para jugar un Sudamericano. Después ser campeón de la Liga Superior y finalmente a jugar en Argentina o Brasil”, dijo el juvenil jugador valluno Jonathan Arispe Peredo, quien a sus 15 años ya logró un título sudamericano interescolar en Paraguay y varios a nivel nacional. —¿Cómo incursionó en el voleibol? —A mis ocho años, acompañaba a mi tío Aldry Peredo a los entrenamientos del club Pumas y, a mis nueve, comencé a practicar este deporte. Desde los 10 años entrené ya formalmente en el club Nimbles, donde me ayudaron a mejorar mi nivel técnico.


“Sueño con integrar la selección nacional para jugar un Sudamericano. Después ser campeón de la Liga Superior y finalmente a jugar en Argentina o Brasil”, dijo el juvenil jugador valluno Jonathan Arispe Peredo, quien a sus 15 años ya logró un título sudamericano interescolar en Paraguay y varios a nivel nacional.



—¿Cómo incursionó en el voleibol?



—A mis ocho años, acompañaba a mi tío Aldry Peredo a los entrenamientos del club Pumas y, a mis nueve, comencé a practicar este deporte. Desde los 10 años entrené ya formalmente en el club Nimbles, donde me ayudaron a mejorar mi nivel técnico.



—¿Quién fue su primer entrenador?



—Mi tío Aldry me enseñó lo básico para jugar el voleibol y me dijo: “Con perseverancia y dedicación, puedes cumplir tus sueños como voleibolista”, siendo que cada vez me sentía más atraído por este deporte. Después fue el profesor Edson



Peredo, el cual me ayudó a mejorar mi capacidad como jugador y persona.



Desde un principio me enseñaron cómo debo dominar todos los aspectos del juego: la recepción como defensa y ataque, esto me permitió jugar como atacante, servidor o líbero.



Actualmente tengo el privilegio de entrenar y jugar con figuras como, Ignacio Peredo, René Salinas, Ian Arias y otros, las cuales me ayudan y apoyan para superarme.



—¿Cuál fue su trayectoria deportiva?



—Debuté como líbero en la selección sub-13 el año 2017, cuando nos clasificamos campeones en Sucre, hecho que me dio más impulso para seguir mejorando mi nivel técnico y me sentía feliz, porque entrenaba con más disciplina y perseverancia.



Después conseguí el tricampeonato con la sub-13 en Sucre en 2018, luego con la sub-15 en Tarija en 2019 y con la sub-20 en La Paz el año pasado, bajo la dirección de mis entrenadores David Espinoza y Aldry Peredo.



Pero mi mayor satisfacción hasta ahora ha sido el haber logrado el cetro de campeón sudamericano Interescolar en el torneo realizado en Asunción, Paraguay en 2019, bajo la conducción de Willy Céspedes. Fue una experiencia emocionante enfrentar a jugadores de los diferentes países Además, este año jugué en la Liga Promocional Juvenil en Santa Cruz y ocupamos el tercer puesto con el DT Edson Peredo.



—Actualmente, ¿en qué categoría juega?



—En cuatro categorías: Infantil, Cadetes, Juvenil y Primera de Ascenso.



—¿Cuál fue su campaña con Nimbles?



—En Mini, ocupamos el tercer lugar; en Infantil, Cadetes, Juvenil y Primera de Ascenso, fuimos subcampeones en la última temporada. Esperamos conseguir el título en el torneo local este año.



—¿En qué campeonatos debe participar este año?



—Con la selección Infantil y Dios mediante, en otras categorías, si la federación programa más nacionales. Ojalá no llegue la cuarta ola de la Covid-19 y cancelen torneos.



—¿Cuál es su meta principal como voleibolista?



—Integrar la selección nacional de mayores y jugar un Sudamericano, participar primero en el clasificatorio de clubes campeones mayores y luego ser campeón. Además aspiro a jugar en algún club de Argentina o Brasil.



—¿Cuánto tiempo entrena actualmente?



—Tres horas diarias con mi club (Nimbles) y por mi cuenta en mi casa algunas horas extra, para seguir mejorando mi nivel técnico y físico.



El año pasado aproveché la cuarentena por la Covid-19 para entrenar y mejorar mi estado físico y compensar mi baja estatura, ya que eso me aconsejó mi entrenador.



Finalmente, deseo agradecer el apoyo de mi madre para ser un buen deportista y a Dios por el talento que me dio.