FMI prevé alza del PIB en 5%; expertos afirman que se debe al efecto rebote

Los tiempos Politica
El Fondo Monetario Internacional (FMI) en su reciente informe denominado “Perspectivas y Políticas Mundiales” proyecta para Bolivia un crecimiento económico del 5 por ciento en 2021 y de 4 por ciento en 2022. Analistas afirman que la tasa es elevada a causa del efecto rebote tras la pandemia, por lo que aseguran que la crisis continúa y la situación se complicará el próximo año por falta de recursos. Según las proyecciones del FMI, Bolivia crecerá sólo la mitad de lo que crecerá Chile o Perú, que tienen una proyección de crecimiento del 11 y 10 por ciento, respectivamente.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) en su reciente informe denominado “Perspectivas y Políticas Mundiales” proyecta para Bolivia un crecimiento económico del 5 por ciento en 2021 y de 4 por ciento en 2022.



Analistas afirman que la tasa es elevada a causa del efecto rebote tras la pandemia, por lo que aseguran que la crisis continúa y la situación se complicará el próximo año por falta de recursos.



Según las proyecciones del FMI, Bolivia crecerá sólo la mitad de lo que crecerá Chile o Perú, que tienen una proyección de crecimiento del 11 y 10 por ciento, respectivamente. En cambio, Colombia crecerá al 7,6 por ciento; Argentina, 7,5 por ciento; Brasil, 5,2 por ciento, y Bolivia ocupa el sexto lugar, con 5 por ciento.



Para el economista José Gabriel Espinoza, el sexto lugar en crecimiento representa la ausencia de un programa de recuperación económica del Gobierno y las dificultades que éste tuvo para acceder al financiamiento externo.



“El Gobierno no pudo llevar adelante el programa de financiamiento que planteaba por una fuerte politización de temas económicos, lo que ha perjudicado la captación de recursos externos”, dijo.



El economista Gonzalo Chávez indicó que el país está frente a un efecto rebote muy grande que se explica por la reactivación de otros países que demandan materias primas.



“Venimos del fondo del pozo, del decrecimiento de la economía, hemos ido al sótano, el crecimiento se puede dar, pero todavía estamos por debajo de la planta baja”, dijo en sus redes sociales.



Chávez advirtió que la recuperación económica del país se complica a futuro debido a la falta de recursos económicos y al pago de la deuda externa. Aseveró que esta situación es contemplada por las proyecciones del FMI y del Banco Mundial, que calculan para Bolivia un crecimiento del 3,5 por ciento para 2022 y de 2,7 por cientos para 2023.



“No se tiene recursos financieros para apoyar la recuperación, tenemos deuda interna, pérdida de Reservas Internacionales Netas (RIN), estos recursos ya llegaron a sus límites, por eso el Gobierno en el Presupuesto General del Estado (PGE) de este año solicita 5.700 millones de dólares, 2.750 millones del mercado internacional y 3 mil millones de mercados privados, pero a octubre de este año no vemos estos recursos”, dijo.



Añadió que en los próximos dos años el país debe pagar parte de la deuda externa. “Entonces las restricciones financieras para sostener el crecimiento son bastante difíciles”, agregó.



El economista Germán Molina coincide en que las proyecciones de crecimiento reflejan el efecto rebote y aseguró que alcanzarlas depende del comportamiento de la pandemia.



Explicó que hay factores que preocupantes para la recuperación económica, como el déficit fiscal que va en aumento porque se gasta más de lo que se recauda en impuestos.



Gobierno elogia su modelo económico



En abril, el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe “Perspectivas de la economía mundial” proyectó un crecimiento económico del 5,5 por ciento para Bolivia en 2021 y colocó al país entre los cuatro con mejor proyección en la región, luego de Perú, Chile y Argentina.



En esa ocasión, el presidente Luis Arce dijo que quienes antes cuestionaban su modelo reconocen el éxito de su política.



El Programa Fiscal Financiero 2021, suscrito por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas y el Banco Central de Bolivia (BCB) en marzo de este año, proyecta un crecimiento de la economía nacional de 4,4 por ciento para 2021.