Dimisión de Foote agrava la polémica sobre migrantes

Los tiempos Politica
La dimisión del enviado especial de EEUU a Haití agravó ayer la polémica sobre la gestión de la crisis fronteriza de la Casa Blanca, que evitó responder a las críticas sobre sus deportaciones masivas de migrantes haitianos. Daniel Foote, que ejercía desde julio pasado como encargado especial de Haití en el Departamento de Estado, circuló ayer entre los medios una carta en la que anunciaba su dimisión inmediata, en protesta por el “trato inhumano” del Gobierno estadounidense a los migrantes haitianos.


La dimisión del enviado especial de EEUU a Haití agravó ayer la polémica sobre la gestión de la crisis fronteriza de la Casa Blanca, que evitó responder a las críticas sobre sus deportaciones masivas de migrantes haitianos.



Daniel Foote, que ejercía desde julio pasado como encargado especial de Haití en el Departamento de Estado, circuló ayer entre los medios una carta en la que anunciaba su dimisión inmediata, en protesta por el “trato inhumano” del Gobierno estadounidense a los migrantes haitianos.



“No dejaré que se me asocie con la decisión inhumana y contraproducente de Estados Unidos de deportar a miles de refugiados e inmigrantes indocumentados a Haití, un país donde los diplomáticos estadounidenses están confinados en recintos seguros debido a los peligros de las bandas armadas”, escribió Foote.
Política errónea



El diplomático de carrera consideró “profundamente errónea” la política que está llevando a cabo el Gobierno del presidente Joe Biden con respecto a Haití y denunció que sus recomendaciones al respecto han sido “ignoradas y desestimadas”.



Su renuncia reforzó la controversia sobre la situación en la frontera con México, que han cruzado en los últimos días miles de migrantes, la mayoría haitianos, a los que EEUU ha deportado en muchos casos a Haití y a los que en ocasiones ha tratado con agresividad, como muestran fotografías y videos.



 



Tensión



La tensión reinó ayer en un campamento de migrantes haitianos en Ciudad Acuña (fronteriza con Estados Unidos), tras el inesperado arribo de decenas de policías mexicanos y ante la perspectiva de que sus ocupantes tengan que abandonarlo.



“¿Por qué están con policías? ¿Por qué están estacionados allá afuera? ¿Nos van a deportar o echar de acá?”, preguntó angustiado un hombre tras la llegada de medio centenar de patrullas a las inmediaciones de un parque, con más de un centenar de agentes, y tres autobuses antes del amanecer, comprobó la AFP.



El operativo fue desplegado luego de que el Instituto Nacional de Migración (INM) anunciara que los extranjeros deben retornar a los lugares donde radicaron sus solicitudes de refugio en México.



Asimismo, decenas de migrantes haitianos intentaron ingresar a México por el suroriental estado de Chiapas en las últimas horas pero fueron interceptados por la Guardia Nacional y retornados a Guatemala.



En la madrugada de ayer un grupo de cerca de 50 migrantes haitianos - entre ellos niños- fueron detenidos por personal de migración y elementos de la Guardia Nacional en el Ejido San Nicolás Lagartero, ubicado a unos 10 minutos del municipio de Tapachula, fronterizo con Guatemala.



 



Dos a tres deportados haitianos son niños



Dos de cada tres de los cientos de haitianos deportados en los últimos días por Estados Unidos son mujeres o niños, incluidos varios recién nacidos que requieren asistencia inmediata, según alertó ayer Unicef.



La agencia de la ONU para la infancia dijo además que los análisis iniciales llevados a cabo sugieren que “muchos de los niños menores de 10 años nacieron fuera de Haití o vivieron la mayor parte de sus vidas en otro país”.



Unicef mostró su preocupación por la situación de muchas familias haitianas retenidas en la ciudad Del Río (Texas), donde han llegado en los últimos días miles de migrantes.