Congreso orgánico del MAS ante el reto de superar conflictos internos

Los tiempos Politica
Este 4 de agosto se desarrollará el congreso orgánico del Movimiento Al Socialismo (MAS) con la perspectiva de enfrentar una serie de retos. Entre ellos: modificar los estatutos, el aspecto disciplinario y el aporte de los militantes. Este cónclave se lleva adelante en medio de una serie de cuestionamientos, pedidos de renovación y de unidad, supuestos ataques de la derecha, desestabilización de la actual administración, además del presunto golpe de Estado y el rechazo al fraude electoral.


Este 4 de agosto se desarrollará el congreso orgánico del Movimiento Al Socialismo (MAS) con la perspectiva de enfrentar una serie de retos. Entre ellos: modificar los estatutos, el aspecto disciplinario y el aporte de los militantes. Este cónclave se lleva adelante en medio de una serie de cuestionamientos, pedidos de renovación y de unidad, supuestos ataques de la derecha, desestabilización de la actual administración, además del presunto golpe de Estado y el rechazo al fraude electoral.



Este evento ha desatado varias hipótesis respecto al objetivo que tiene, pero el que se maneja con mayor insistencia es preparar el escenario para lograr la unidad en torno a Evo Morales, lavarle la cara con miras a los próximos comicios generales, además de asegurarse de eliminar las voces disonantes al interior de esta tienda política.



“Todo hace ver que este encuentro del MAS será fundamental. Se han visto discursos, pedidos, en diferentes actividades, de llamado a la unidad en el partido azul, se ha tildado de traidores a quienes piden renovación, se ha desconocido que haya facciones al interior del partido gobernante, entre otros”, señaló la politóloga Patricia Velasco.



De acuerdo con la lectura de los acontecimientos, Morales y su entorno —considerado como el ala dura del masismo y otros sectores— trabajan para imponer la teoría del presunto golpe de Estado, victimizar al líder cocalero con el único objetivo de hacerlo candidato y garantizar ya desde este encuentro su candidatura.



“Durante todo este tiempo se ha observado como el presidente de las seis federaciones cocaleras del trópico de Cochabamba ha ido deslizando los cambios a realizar, el veto o purga de elementos contradictorios a su posición, que piden renovación, al sostener que se requiere disciplina en el MAS”, sostuvo.



El historiador e indigenista Pedro Portugal señala que este encuentro esconde su objetivo real, que es establecer la unidad del MAS y el Pacto de Unidad en torno a la imagen de Morales.



En pasados meses se hizo evidente el desgaste de la figura del líder cocalero. Esto se ha visibilizado en el proceso de las elecciones subnacionales, donde las bases del MAS rechazaron a su entorno de exautoridades y posicionaron su pedido de “renovación”. Esto se expresó en un controvertido silletazo y ultimátums al jefe del partido azul.



“Como estructura misma, el MAS no está definido, no tiene ideología seria, es un puñado de personas muy capacitadas, por supuesto, pero cuyo poder viene de la articulación del MAS a través de los movimientos sociales. Es una forma de dominio, de digitación y eso se verá en el congreso orgánico”, señaló el historiador.



Pedidos de unidad y expulsión



En diferentes actividades, los altos representantes del partido gobernante demandan “unidad” a las bases para enfrentar a la derecha y sus maniobras, el imperialismo, el capitalismo y otros.



“No podemos estar enfrentados entre viejitos y los jovencitos; aquí una unidad entre todos, pero dando mayor prioridad a las nuevas generaciones. Ésa debe ser la tarea permanente para garantizar nuestra revolución democrática y cultural”, afirmó en marzo el expresidente Morales.



De esta forma se refirió a las exigencias de renovación de dirigentes surgidos dentro del partido oficialista y que para el exgobernante son alentados por la “derecha”.



A su vez, el presidente Luis Arce pidió la unidad inquebrantable del MAS, porque “unidos somos invencibles”.



En junio, durante el aniversario de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivai (Csutcb), el Mandatario también demandó “unidad de las organizaciones sociales del MAS”.



“¿Quiénes quieren dividirnos?, ¿nosotros mismos? No. Hay un solo proceso de cambio, hay uno solo, no hay más. Y la derecha lo sabe, ellos sólo intentan dividirnos. ¿Quiénes buscan el fracaso de nuestra revolución democrática? Quienes financiaron el golpe, quienes no aceptan un gobierno del pueblo. Ellos quieren dividirnos”, afirmó en esa oportunidad.



Facciones



Estos pedidos de unidad surgen ante las evidentes fracturas registradas en el partido gobernante, situación confirmada por algunos miembros que, por evitar represalias, prefieren guardar su identidad.



De acuerdo con las consultas, por lo menos se ha podido identificar entre tres y cuatro estructuras o grupos al interior del MAS.



Para empezar, están los denominados “evistas”, los incondicionales de Morales, también conocidos como el ala dura, los radicales, entre los que se encuentran Juan Ramón Quintana, Álvaro García Linera y Gabriela Montaño.



“Son los que buscan eternizarse en el poder, no por convicción sino por intereses personales. Éste es el sector que no quiere cambios, renovación”, indican.



También están los “choquehuanquistas”. Este grupo esta formado por personas o militantes de un sector más conciliador, están relacionados con el vicepresidente David Choquehuanca.



Esta facción también fue identificada como indianista o indigenista o pachamamista. “La visión que tiene (Choquehuanca) es a partir de qué significa el vivir bien y eso va más allá de la lógica liberal citadina de la satisfacción de intereses materiales; es una suerte de complementariedad con todos los elementos del planeta, humanos y animales”, sostiene Portugal.



Agrega que “las poses pachamamistas fueron el recurso que utilizó Choquehuanca para empezar a acumular un poder que le pueda servir de tránsito hacia el poder real y efectivo, porque ese discurso es interesante; aquí en Bolivia convivimos poblaciones diferentes, indígenas y citadinos”.



Otra corriente que está presente al interior del MAS es la “renovadora”, que de manera frontal ha mostrado su oposición a los excolaboradores o exautoridades que acompañaron a Morales.



Son cuestionados por no haber estado en primera línea durante los conflictos de noviembre de 2019 y que lo único que hicieron fue esconderse o buscar refugio en legaciones diplomáticas, dejar en la orfandad a las bases.



Uno de los mayores exponentes de esta facción es el diputado Rolando Cuellar, quien en determinadas oportunidades incluso sugirió la rotación o cambio de la dirigencia en el partido azul.



“En realidad, feneció su cargo del compañero Evo. El estatuto de MAS dice que son dos años y por pandemia por cosas que vino estaban seis años los dirigentes nacionales donde ya no tienen legitimidad”, cuestionó en su oportunidad.



Pero también pidió la expulsión de Adriana Salvatierra y Carlos Romero.



Por estas afirmaciones, el legislador fue calificado de traidor e incluso demandaron quitarle la representación en la Asamblea Legislativa.



También se podría mencionar una corriente “antievista”: los que presumiblemente cuestionan a Morales por haber dejado el país durante los conflictos o la crisis de 2019. Esta corriente fue identificada por el mismo Evo Morales.



En este escenario se llevará adelante el “congreso orgánico del MAS” que será en las instalaciones de las Seis Federaciones de cocaleros de Cochabamba, en Lauca Ñ.



El evento se realizará con estricto control de delegados de cada organización a nivel nacional, para evitar que hayan infiltrados que quieran dividir al MAS.



 



FUNDAMENTOS DEL ENCUENTRO MASISTA



REDACCIÓN CENTRAL



El Estatuto del Movimiento Al Socialismo (MAS) señala que el Congreso Orgánico se realizará a convocatoria de la Dirección Nacional, previo mandato de un congreso ordinario, para tratar específicamente el Estatuto Orgánico, el Reglamento Interno y el funcionamiento de la estructura orgánica de la Dirección Nacional del Movimiento Al Socialismo - Instrumento político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP).



Las atribuciones que tiene el congreso orgánico son:



a) Nombrar seguridad partidaria.



b) Nombrar Comisión de Estatuto.



c) Nombrar Comisión de Reglamento Interno.



d) Posesionar a las diferentes comisiones del congreso orgánico.



e) Modificar el Estatuto y Reglamento Interno.



f) La inclusión en el membrete de nuevas organizaciones aprobadas en congreso ordinario.



El Congreso Orgánico tiene como finalidad adecuar las normas estatutarias del MAS-IPSP a la Constitución Política del Estado, establecer un régimen disciplinario de los militantes y el tema económico en cuanto a aportes que realizarán las organizaciones afiliadas y militantes.



Los nuevos estatutos fortalecerán al MAS y establecerá nuevos mecanismos para el funcionamiento interno.



 



MORALES PIDE DEFENDER UNIDAD



El expresidente Evo Morales, antes del desarrollo del congreso orgánico, en un tuit señaló: “Muy emocionado y agradecido por la conciencia revolucionaria y convicción militante de hermanas y hermanos legisladores del MAS-IPSP que con gran sentimiento patriótico han ratificado nuestra voluntad de mantener, defender y fortalecer la unidad de nuestro instrumento político”.



 



EXPULSAR A LOS QUE MIENTEN



El pasado 25 de junio, el vicepresidente David Choquehuanca, durante su visita a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, llamó a la unidad del Movimiento Al Socialismo (MAS) y pidió expulsar del partido a quienes busquen dividirlos.



“Alguien ha sacado una foto ahí y le ha puesto en las redes, dice: ‘Choquehuanca en reunión interna en Santa Cruz, ahora ya sabemos quién le da las instrucciones al diputado (Rolando) Cuéllar para que el diputado Cuéllar hable mal contra el hermano Evo’”, contó.



“Ni siquiera hemos hablado con el hermano, así mienten, y quiénes son los que mienten eso, deben ser expulsados del instrumento, así nos quieren dividir”, complementó durante un encuentro que sostuvo con la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de la capital cruceña.



En ese encuentro, Choquehuanca reflexionó sobre la necesidad de que construir unidad dentro del partido ante los ataques de la oposición.



 



NO PERMITIR CONVULSIÓN SOCIAL



El presidente Luis Arce afirmó que la “derecha” se propuso convulsionar nuevamente el país y, frente a esa posibilidad, pidió a sus seguidores estar alerta porque está convencido de que la oposición quiere ganar por otras vías lo que no pudo en las urnas.



“Es importante, mis compañeros, que abramos los ojos, que paremos las orejas. La derecha no está durmiendo, la derecha se ha propuesto convulsionar el país, y nuestro centro minero Huanuni, uno de los puntales de nuestro proceso de cambio, de nuestra revolución democrática y cultural, debe estar alerta, hermanos. Deben estar alerta, mis compañeros, porque no vamos a permitir que la derecha avance un solo centímetro”.



La autoridad declaró eso durante un acto público realizado en ocasión de la reactivación del ingenio Lucianita, en Huanuni, departamento de Oruro, donde además remarcó que está “convencido muy claramente” de que la “derecha golpista, lo que no ganó en las urnas quiere ganar con la convulsión”.