Cerro Rico de Potosí: hay 4 factores que aumentan el riesgo de hundimientos

Los tiempos Politica
Ante la emergencia de hundimientos del Cerro Rico de Potosí, la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) propuso el relleno seco, pero existen al menos cuatro factores que se contraponen a la propuesta e incrementan el riesgo de mayores hundimientos en el lugar, informó el gerente regional de Comibol en Potosí, Edgar Quintanilla.


Ante la emergencia de hundimientos del Cerro Rico de Potosí, la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) propuso el relleno seco, pero existen al menos cuatro factores que se contraponen a la propuesta e incrementan el riesgo de mayores hundimientos en el lugar, informó el gerente regional de Comibol en Potosí, Edgar Quintanilla.



En su página web, la Comibol señala los siguientes factores: el atractivo y sostenido precio de la plata en el mercado internacional; la plata del Cerro Rico tiene una ley de 250 gramos por tonelada; bajos costos de producción para los operadores mineros; los hundimientos son rentables para las operadoras mineras.



De acuerdo con Quintanilla, la falta de reacción oportuna por los actores mineros activa los efectos de ensanchamiento gradual de las grietas, así como el debilitamiento de los pilares de roca, lo que consecuentemente llevaría al inminente colapso del Cerro Rico.



“Este martes, conforme a las conclusiones de la Cumbre para la Reactivación Económica y Productiva en Potosí, las operadoras mineras involucradas responderán si participan o no en la propuesta interinstitucional encabezada por la Comibol para preservar la morfología originaria del cerro”, aseveró.



La propuesta hace referencia a la responsabilidad que tiene Comibol en conceder nuevas áreas de trabajo, para así generar la migración de las actuales operadoras mineras a otros espacios.



A ello se suma la rehabilitación y construcción del camino de acceso al área de acopio de la Empresa Minera Manquiri; traslado del relleno de la Federación Departamental de Cooperativas Mineras (Fedecomin); la otorgación del relleno de preconcentrados de Comibol y la dotación de combustible por parte de la Alcaldía y la Gobernación.



El Cerro Rico alberga a 17 cooperativas mineras sobre la cota 4.400 y más de 20 bocaminas. La zona presenta, hasta la fecha, 14 áreas de hundimiento. La Comibol ya contuvo hundimientos pasados con una inversión de más de 12 millones de bolivianos y actualmente presentó un plan de migración de los operadores mineros a otras áreas de trabajo.