Adepcoca: cocaleros movilizados se declaran en emergencia tras fracaso del diálogo con el Gobierno

Los tiempos Politica
Tras ocho horas de reunión, fracasó el diálogo entre los productores de coca de Los Yungas movilizados y el presidente en ejercicio, David Choquehuanca. Anunciaron la convocatoria a una asamblea para determinar las medidas de presión. “Creo que Los Yungas no existe para este Gobierno. Estamos muy molestos. Hemos sido vilmente burlados. Después de mantener una charla de amigos, como para querer convencernos que no le interesa toda esa movilización de esta semana. En este momento estamos rompiendo toda clase de diálogo.


Tras ocho horas de reunión, fracasó el diálogo entre los productores de coca de Los Yungas movilizados y el presidente en ejercicio, David Choquehuanca. Anunciaron la convocatoria a una asamblea para determinar las medidas de presión.



“Creo que Los Yungas no existe para este Gobierno. Estamos muy molestos. Hemos sido vilmente burlados. Después de mantener una charla de amigos, como para querer convencernos que no le interesa toda esa movilización de esta semana. En este momento estamos rompiendo toda clase de diálogo. Quiere proteger 300 personas y no les interesa las 10 mil que están en la calle”, afirmó Limber Vargas, dirigente del Comité de Defensa del mercado legal de la hoja de coca.



Los representantes de los productores de coca se declararon en emergencia “para recuperar su casa”, haciendo referencia al mercado de hoja de coca y sede Adepcoca, ubicado en la zona de Villa Fátima de la ciudad de La Paz.



La reunión, que realizó en instalaciones de la Vicepresidencia, comenzó alrededor de las 17:00 del sábado, concluyó cerca de las 00:26 de este domingo.



Luego de la toma violenta del pasado lunes en la madrugada por parte de afines al partido gobernante con apoyo de la fuerza del orden, disputas internas entre productores del MAS y el reconocimiento a Arnold Alanes por parte del Ejecutivo central, los cocaleros que apoyan a la dirigencia orgánica expresaron su descontento y accionaron medidas en defensa, de lo que ellos denominan “su casa”.