105-98: Un Antetokounmpo histórico guía a los Bucks hasta la gloria

Los tiempos Politica
Un Giannis Antetokounmpo para la historia, con 50 puntos y 14 rebotes, lideró este martes a los Milwaukee Bucks, que derrotaron a los Phoenix Suns en el sexto partido de las Finales (105-98) para llevarse el título de la NBA (4-2). Antetokounmpo fue el héroe de la noche (16 de 25 en tiros, 17 de 19 en libres) y se coronó además con un indiscutible premio al MVP de las Finales. El griego fue el alma y corazón de unos Bucks que consiguieron su primer anillo en cincuenta años, ya que hasta ahora su único título era el de 1971 con Kareem Abdul-Jabbar y Oscar Robertson al frente.


Un Giannis Antetokounmpo para la historia, con 50 puntos y 14 rebotes, lideró este martes a los Milwaukee Bucks, que derrotaron a los Phoenix Suns en el sexto partido de las Finales (105-98) para llevarse el título de la NBA (4-2).



Antetokounmpo fue el héroe de la noche (16 de 25 en tiros, 17 de 19 en libres) y se coronó además con un indiscutible premio al MVP de las Finales.



El griego fue el alma y corazón de unos Bucks que consiguieron su primer anillo en cincuenta años, ya que hasta ahora su único título era el de 1971 con Kareem Abdul-Jabbar y Oscar Robertson al frente.



En medio de un extraordinario ambiente en Milwaukee (EE.UU.), con miles de personas siguiendo el encuentro en los alrededores de un Fiserv Forum a reventar, los Bucks culminaron la proeza de ganar cuatro partidos seguidos tras empezar las Finales con un 0-2 en contra.



Estos Bucks son el quinto equipo en la historia en darle la vuelta a un 0-2 en la lucha por el anillo y cumplieron con el grito de guerra de sus fans en las Finales: "Bucks in Six" ("Los Bucks ganan en seis partidos").



El sexto duelo se decidió en un desenlace muy apretado (77-77 tras el tercer cuarto) en el que el aplomo de Khris Middleton fue providencial.



La descomunal actuación de Antetokounmpo y el dominio local en el rebote (53 frente a 37) fueron demasiado para unos Suns que, además, padecieron la peor actuación y en el peor momento de Devin Booker (19 puntos, con 8 de 22 en tiros, y 6 pérdidas).



Chris Paul, que a sus 36 años jugaba sus primeras Finales, fue el principal referente de los Suns con 26 puntos y 5 asistencias.